Los purificadores de aire Ace Air se basan en una tecnología patentada que elimina de manera natural contaminación, bacterias, virus y malos olores. Además de impedir la proliferación de hongos y líquenes.

Su intrincada espuma cerámica es liviana y en ella se atrapan los microorganismos mencionados que posteriormente son destruidos mediante la fotocatálisis.

Los Ace Air pueden ser móviles para instalarlos en cualquier habitación que necesites. Pueden instalarse en el techo fijos y tambien pueden complementarse con nuestras pinturas fotocatalíticas. Para esta última opción por favor consultanos y pídenos asesoramiento en info@levenger.es.

 

.

  • 10 años de garantía
  • Silencioso
  • Sin cambio de filtros
  • Estancias completamente libres de patógenos
  • Elimina olores, bacterias, virus, contaminación…
  • Evita la propagación de líquenes y hongos
  • Respetuosos con el medioambiente

  • Sin mantenimiento

Photo by Beazy on Unsplash

Materiales

Ventilador: Este silencioso ventilador instalado dentro de Ace Air se encarga de atraer el aire contaminado de la estancia hacia el purificador para posteriormente ser convertido en aire limpio.

Espuma cerámica: Una espuma cerámica desarrollada en nuestros laboratorios con una porosidad nanometrica que atrapa microorganismos de un tamaño de hasta 0,2 micras. Muchisimo menor que el tamaño de la mayoria de bacterias i virus como el COVID-19.

1 micra es como si partieras un metro de longitud entre 1 millón.

Luz UVA: La luz uva es la encargada de desencadenar y acelerar el proceso de eliminación de microorganismos y posterior conversión en aire limpio.

¿Cómo fuciona?

Los purificadores de aire Ace Air tienen un silencioso ventilador en su interior que atrae una pequeña corriente de aire, imperceptible para el ser humano. Esta corriente atrapa en su espuma cerámica los microorganismos. Estos microorganismos son atrapados en la espuma, eliminados y transformados rapidamente en aire limpio. Una pequeña fuente de luz UVA desencadena y acelera este proceso llamado fotocatálisis.