¿Sirven de algo las barreras de metacrilato contra el covid-19?

Analizamos los éxitos y fracasos de las mamparas contra el covid-19

Photo by Mikail Duran on Unsplash

No era ningún secreto que celebrar estas navidades iba a ser diferente este año. Hoy mismo, sabíamos que el tradicional sorteo de la Lotería de Navidad iba a celebrarse sin público y mamparas de protección.  Y es que en casos en los que la mascarilla no es una opción viable como comer o cantar un número de la lotería, las mamparas y la distancia se imponen como la única manera de contener al virus.

Mamparas, creando espacios de seguridad

2020 nos ha traído una pandemia mundial, y ésta, muchas medidas para contenerla. Hemos presenciado el auge del transporte privadoel debate sobre los purificadores en los colegios o nuevos problemas en la piel por el uso de mascarillas que acumulan bacterias Pero probablemente, las medidas más esenciales contra el covid-19, sean las que nos han cambiado más la vida: El uso del gel, la distancia de seguridad y la mascarilla sistemática. Sin embargo, en un mundo en movimiento, seguimos encontrándonos situaciones en las que alguna de estas medidas es inviable: Pagar en el mostrador de una tienda o hablar con la taquilla de un museo exige una distancia muy pequeña. Pero tampoco podemos asegurar la protección de las mascarillas en situaciones que exijan comer, beber, actuar o cantar. Es aquí donde aquellos negocios que dependían de un flujo constante de gente encontraron una manera de generar confianza en sus usuarios: la instalación de mamparas de metacrilato. 

2020: el “agosto” de las mamparas de metacrilato

Si vemos las búsquedas del término “metacrilato” en Google, vemos que el confinamiento ha tenido influencia en nuestro interés en este material. Muchos periódicos corrieron a recomendar qué tipo de mamparas podían asegurar la salud de los clientes de bares, peluquerías u oficinas. Las compras prematuras de mamparas pequeñas para separar los comensales de una mesa, por ejemplo, no han sido muy útiles al no ser obligatoria la distancia entre comensales que vengan juntos. Pero esto son casos aislados. El problema principal es que, ahora que tenemos más información sobre cómo se contagia el virus, puede que esa inversión en mamparas no fuera necesariamente la más acertada para combatirlo.

google trends metacrliato

Imagen de google trends dónde se ve el aumento de búsquedas de la palabra metacrilato. Click par ver link

Por qué un mampara no es efectiva

A principios de año contábamos con que el virus sólo estaba en las gotas de saliva que lanzabamos al hablar o cantar. Por eso, las medidas de distancia interpersonal obedecen a la idea de que, incluso si estornudáramos, estas gotas de saliva no podrían viajar más allá de dos metros de distancia
Sin embargo, el descubrimiento del poder de los aerosoles para transmitir el covid-19 ha cambiado nuestra manera de enfrentarnos a él. Los aerosoles son también gotitas que emitimos al hablar o incluso al respirar, pero son tan pequeñas que no tienen el peso suficiente para caer al suelo. En su lugar, se quedan flotando por la habitación durante horas. Como el humo de un cigarro que puede olerse en una habitación pese a que el fumador esté a bastante distancia, los aerosoles pueden viajar por toda una estancia si no se ventila bien. 
¿En qué afecta esto al uso de mamparas? En que, pese a que las coloquemos entre dos comensales en una mesa para asegurar que no se van a “lanzar” gotas infectadas, no podemos asegurar que los aerosoles que emitan no vayan esparciendose por la habitación, por encima, debajo o por el lado de mampara.

Nanopurificadores: una solución a largo plazo

En Levenger llevamos décadas comprometidos con la salud pública trabajando para bajar los niveles de contaminación del aire y el agua. Nuestros purificadores contienen nanopartículas de titanio que, de manera segura y efectiva, destruyen los patógenos, desde los que causan malos olores hasta el covid-19. Se pueden instalar en los techos de espacios cerrados como bares, hospitales o centros comerciales y desde ahí atraen con sus ventiladores el aire de la sala hacia ellos, donde pasará a ser desinfectado de todo tipo de patógenos como virus y bacterias. 
Este tipo de desinfección ha dado muy buenos resultados bajando la incidencia de la gripe en un 70% en las guarderías y colegios que la han usado. En este contexto de pandemia mundial, es una buena solución para asegurar la salud pública contra los aerosoles de los que no nos protegen ni las distancias ni las mamparas.
Puedes conocer más sobre el nanopurificador aquí, y consultarnos cualquier tipo de duda sobre su funcionamiento o instalación en info@levenger.es

 

Puedes aprender más sobre cómo funciona un purificador nanotecnológico en: https://nanopurificador.com/purificadores/

¡Compra nuestros purificadores!