¿Qué es el contagio por transmisión aérea y cómo evitarlo?

La segunda ola del covid-19 pone a los aerosoles en el punto de mira.

El cierre de locales de hostelería en Cataluña la semana pasada, y las nuevas medidas concretadas esta semana en Navarra, ha polarizado la opinión pública y generado confusión. ¿Cómo puede ser que en verano, la temporada turística y el “agosto” de la hostelería hayamos permitido que se abran bares y restaurantes y ahora, cuando el flujo de clientes decae, nos parezca peligroso?

Ahora tenemos más información sobre la trasmisión del virus

Uno de los factores que más ha influido en la toma de medidas que limitan la exposición en interiores de los ciudadanos es que ahora tenemos mucha más información sobre cómo se transmite el virus de lo que sabíamos en marzo y abril.

El virólogo Jose Luis Jimenez, profesor del Instituto CIRES (Cooperative Institute for Research in Environmental Sciences) de Estados Unidos resume la trasmisión del covid-19 en tres principales vías:

  • Trasmisión por contacto con superficies infectadas, contra la cual luchamos con la limpieza de manos y desinfección constante de superficies.
  • Contagio mediante las gotas que se emiten al hablar, toser o estornudar, que pueden dispararse hacia nosotros como proyectiles, y pueden contagiar fácilmente sólo si al caer entran en contacto con la boca, la nariz o los ojos. Contra estas propagaciones hemos puesto en marcha el uso sistemático de mascarillas y los dos metros de distancia interpersonal.
  • La vía principal: Por los denominados aerosoles, contra los cuales no parece que tengamos un plan de abordaje más allá de los férreos confinamientos.

Viendo esta pequeña síntesis es inevitable pensar ¿qué es un aerosol y cómo es que el público general no ha oído hablar de ellos hasta ahora?

¿Qué es un aerosol?

Llamamos aerosoles a aquellas gotas tan pequeñas y ligeras que no tienen el peso suficiente para caer al suelo, si no que se quedan suspendidas en el aire y pueden moverse por las estancias hasta dos horas. Los espacios interiores son los más afectados por este tipo de contaminación, ya que el aire que incluye estas partículas, no se ventila y se vicia con mayor facilidad. Del mismo modo que podemos oler el humo de un cigarrillo en una habitación sin que sus partículas tóxicas caigan al suelo, un virus puede rondar por una estancia cuando emitimos estas pequeñas gotas hablando o respirando. De este modo, no haría falta estar cerca de un individuo para contagiarle el virus, y la distancia de seguridad sería una medida insuficiente.

¿Desde cuándo sabemos que esto ocurre?

Pese que en junio la OMS ya había admitido la posibilidad de que uno de los principales focos de contagio fueran los espacios interiores, no ha sido hasta este mes de octubre que la palabra “aerosol” está en boca de todos.

Sin embargo, la alarma la ha dado el Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CDC), una entidad estadounidense que generó una gran polémica a finales de septiembre publicando una guía en su web que hablaba de la vía aérea como la principal vía de contagio del virus. Pese a haberla retirado de su web con la crítica de no estar lo suficientemente fundamentada, ha sido otra entidad estadounidense la que ha recogido el relevo dando los datos necesarios para probar esta teoría.

Ha ocurrido en un artículo del 16 de octubre de la prestigiosa revista Science, en donde se explica por qué el covid-19 tiene una forma contagio tan llamativa. Y es que, al contrario que muchos otros virus, el covid-19 tiene un tamaño menor 100 µm. Un virus tan pequeño no tiene el peso suficiente para caer al suelo cuando sale de nuestro cuerpo, así que se queda flotando en el aire.

Sin embargo, el término que usan tanto el CDC como la revista Science no es el de “aerosoles”, sino uno que parece mucho más concreto: “Trasmisión aerotransportada” (airbonne transmission en inglés). Bajo este término pueden agruparse ejemplos que hasta ahora no teníamos como denominar, como el caso de la trasmisión del aire acondicionado de un restaurante en China al principio de la Pandemia.

Infografia de transmisión aérea

Infografia transmisiín aérea con aire acondicionado.

Infografia transmisión aérea. El aire acondicionado acondicionado mueve el virus de una persona infectada. Creando una ‘carretera de virus’.

Aquí vemos cómo personas que estaban más lejos de la persona infectada se contagiaron, mientras que las personas que estaban más cerca de la persona infectada no lo hicieron. Esto no se puede explicar con un contagio por gotas de saliva que pueden viajar un máximo de dos metros, si no que es un ejemplo de trasmisión por el aire: La persona infectada emitió gotas infectadas diminutas o aerosoles, capaces de quedarse suspendidas en el aire. Pero fue el circuito del aire acondicionado del restaurante pasaba por el lugar donde se sentó la persona infectada el que logró arrastrar el virus por varias mesas en un circuito de aire cerrado.

¿Hay Soluciones?

Si, la solución más obvia a este tipo de problema es sencilla: mejorar la ventilación. De hecho, quizás haya sido la preferencia por espacios abiertos en verano la que pueda explicar porqué hasta ahora la curva se ha mantenido medianamente estable y porqué los países fríos han tenido un inicio más temprano de la segunda ola de contagios. Y es que la facilidad para abrir las ventanas en espacios cerrados como colegios o la posibilidad de sentarse en la terraza de un bar son opciones caducas. Las estaciones frías ya están aquí y el futuro es incierto. Por eso Jose Luis Jimenez recomienda el uso de otro tipo de sistemas de purificación del aire, como la luz ultravioleta en cárceles y salas de espera donde la ventilación es imposible.

Levenger dispone de purificadores de aire que atraen el aire de la estancia hacia ellos con un ventilador, y ahí, mediante luz ultravioleta y nanopartículas de dióxido de titanio, los virus, bacterias y patógenos trasmitidos por aerosoles se neutralizan convirtiéndose en h20 y 02. Este tipo de purificadores pueden ser una solución integral al problema de la calidad del aire y los contagios en espacios interiores, ya que son inocuos y ofrecen protección automática y permanente. Si quieres saber más sobre procesos nanotecnológicos de desinfección visita:

https://nanopurificador.com/purificadores/