RIFTELEN WINE
N15® 45/65

Membrana de nanofibras para filtrado de vinos

  • Certificado de contacto con alimentos

  • Filtrado económico

  • Las membranas se pueden lavar y reutilizar como mínimo 10 veces

  • Filtrado rápido

  • Flujo de filtrado 150 l/m2/min/1bar

  • Alta eficacia de filtrado

  • Captura de las partículas = 0,45 μm

  • Ahorro de productos de lavado previo

  • Las membranas no dejan ningún tipo de retrogusto

  • Fácil instalación

  • Sin juntas especiales, la membrana se dobla sobre el marco del filtro por ambos lados

  • Paquete 10 pcs (igual a 20 celulosa placas)

  • Tamaño de placas 20×43 cm o 40×86 cm

Instrucciones para instalar las membranas de nano-filtros

RIFTELEN WINE® 45/65/120 en filtro de placas para filtrado de vino

1. La membrana tiene un espesor de 1,1 mm, las placas estándar de celulosa utilizadas tienen espesores de 2 – 4 mm según diferentes fabricantes, las placas de celulosa esterilizantes son habitualmente de ±4 mm. La diferencia en espesor del material filtrante se debe compensar con el cambio de junta en los marcos de las placas de los filtros.

2. Después del cambio de las juntas, se pueden instalar las membranas al filtro de placas, la nueva membrana se dobla sobre el marco de filtrar, cada membrana entonces reemplaza dos placas de celulosa estándar. Si el filtro está diseñado para el número impar de placas, utilizamos una membrana partida en dos piezas. La membrana no tiene lados grueso y liso como las de celulosa, sino que ambos lados son iguales, no hace falta diferenciar de qué lado se instala y no importa de qué lado entra el vino para su filtrado.

3. La membrana tiene una importante reducción de pérdida de presión con lo que se eleva la capacidad de filtro de placas. El menor espesor de la membrana por otro lado requiere alta calidad de los marcos en los que se instalan las placas. Es posible que el vino que se filtra gotee al plato recogedor. No tiene ninguna influencia a la capacidad ni calidad de filtración. El vino goteado se debe filtrar de nuevo.

4. La membrana permite filtrar con muy baja presión de trabajo en el filtro de placas – 0,4 bar. Cuando la presión en el filtro de placas alcanza 1,5 bares, se debe interrumpir la filtración. Las membranas se sacan del filtro, la suciedad recogida sobre la membrana se lava con agua caliente con una temperatura de entre 20° y 40°C. Tras ello la membrana se puede instalar de nuevo al filtro y continuar con el filtrado.

5. Al terminar el filtrado, las membranas se deben limpiar, para preparar las para siguiente ciclo de filtrado. Antes de la limpieza, las membranas se aclaran en el agua templada de 20°- 40°C. Aviso: el agua de aclarado no debe superar los 45°C! Con las temperaturas más altas la suciedad puede coagular, la coagulación empeora la limpieza de las membranas.

6. Terminar el aclarado, se realiza la limpieza de las membranas mediante uso del producto Ultrasil 115 (fabricante ECOLAB – www.es.ecolab.eu) – con una concentración del 2,5% en agua caliente con temperatura de 60°C y durante 60 minutos. Al terminar la limpieza, la membrana se aclara con el agua fría. El fabricante garantiza mínimo de 10 ciclos de lavado.

Contacta con nosotros

¡Pregúntanos lo que quieras!

Not readable? Change text. captcha txt